Jessica López asegura que hace falta el diálogo para lograr consensos en Chile



Internacional  

La ministra de Obras Públicas Jessica López (66 años, Santiago) se integró hace cuatro meses a la Administración de Gabriel Boric, tras el último ajuste de Gabinete del mandatario chileno de izquierda.

Antes de de asumir como secretaria de Estado, trabajó durante 24 años en diferentes gerencias de BancoEstado, la entidad financiera estatal que se rige por las mismas normas que los demás bancos que operan en Chile.

Al iniciar el Gobierno de Boric, recibió el llamado del ministro de Hacienda, Mario Marcel, a quien conoce desde sus años de estudiante en la Universidad de Chile, para que asumiera como la primera mujer presidenta de BancoEstado. 

Actualmente trabaja de la mano con Boric “Nos vemos en los consejos de Gabinete y él siempre está muy conectado preguntando y pidiendo información. Incluso, ahora que estuvo afuera [en la Cumbre de la Unión Europea y la Celac] con varios inversionistas y empresas concesionarias de España y Francia, preguntó varias cosas. Y siempre está visitando el país, haciendo compromisos y preguntando por los compromisos, así que es muy activo”, dice.

Respecto a las críticas de la oposición que piden la destitución del ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, a quien le achacan que sea fundador y líder de Revolución Democrática (RD), considera que son un exceso, además que hace falta lograr consensos a  través del diálogo.

Recientemente  la ministra López marcó un punto de inflexión para su cartera y para el Gobierno. Después de 16 meses desde que asumió la actual Administración de Boric, anunció el primer llamado a licitación para infraestructura pública.

Impulsó  el tramo de 218 kilómetros entre Santiago-Los Vilos en la Ruta 5, la principal vía que recorre Chile de norte a sur, será el primer hito de otras 10 obras que serán licitadas este año y que sumarán una inversión de 5.882 millones de dólares.

El sector privado recibió bien la noticia, sin embargo la falta de anuncios para las licitaciones tenía inquieto a los gremios, sobre todo el sector de la construcción, que es el más afectado por la crisis económica del país sudamericano.

Los sectores  esperaban una señal clara desde el actual Gobierno para continuar con la agenda de crecimiento vía concesiones, una de las características que marcó la gestión de las administraciones de los últimos 30 años en Chile, luego del retorno de la democracia.

La ministra logró valorar que la importancia de presentar una propuesta es anunciar que lo vas a hacer. "Genera impacto económico, expectativa y compromiso”, aseguró la ministra en entrevista para El País.

Diversos sectores en Chile son críticos con la participación de los privados en la construcción de infraestructura pública, mientras que el ala más cercana al socialismo cree que debe continuarse con esa fórmula. 

“La experiencia demuestra que la evaluación es muy positiva. Sin perjuicio de que hay muchas cosas que mejorar, creo que nos ha permitido dar un salto gigante en infraestructura en el país. Uno puede estar más cómodo tal vez con contratos de concesión que, a lo mejor, nos den más un poco más de flexibilidad, donde los cambios sean más ágiles”, explicó.

Fuente: El País 




Artículo Anterior Artículo Siguiente

Bestiario Político No. 68